El viaje al vino

Compartir y conocer Marañones

Actividades singulares, propuestas que respetan la relación entre vino y ocio de calidad. Las artes, la música, la historia, degustaciones en viñedos y eventos en espacios únicos.

Nuestra principal motivación a la hora de mostrar nuestro proyecto a nuestros clientes es que puedan disfrutar de una experiencia diferente, en la que el paisaje, el viñedo y por supuesto los vinos son los protagonistas.
Pretendemos transmitir nuestro profundo respeto por la cultura del vino en sus diversas expresiones, conectando con el carácter lúdico que pueden aportar las diversas actividades que ofrecemos.

En bodega Marañones nos encanta viajar, por eso buscamos mantener una relación directa entre el vino y el viaje que con cada actividad proponemos a nuestros clientes.
Las jornadas se desarrollan con diferentes contenidos, siempre incluyendo en ellos aspectos culturales, como es la visita al Castillo de la Coracera.

Experiencias diferentes

Las actividades que organizamos pretenden sobre todo que las personas que nos visitan disfruten. Y que el placer de compartir un vino abarque la comprensión del lugar del que procede, la filosofía de su cultivo y elaboración, y la consciencia de que todo ello forma parte de nuestro acervo cultural en su más amplio sentido.

Fundamentalmente realizamos las actividades en los viñedos, con catas o almuerzos en lugares singulares como la gran roca de Peña Caballera.

En la viña de Peña Cruzada (pies descalzos), en lo que era una cantera abandonada, hacemos conciertos con cata y puesta de sol.

Visitamos el Castillo de la Coracera, los Toros de Guisando y el Monasterio Cisterciense de Valdeiglesias.

Organizamos Catas Sensoriales, Cursos de Fotografía o pintura en el viñedo, Charlas de Arte en el Castillo.

Por supuesto, visitamos la Bodega.

Y estamos abiertos y capacitados para organizar las actividades a la medida de los grupos o empresas que las demanden.